Promueven eliminación de toda forma de castigo cruel y humillante

El Movimiento Mundial por la infancia, del que World Vision forma parte, aspira a una región libre de castigo físico 

Desde las convenciones sociales hasta las tradiciones, permiten que miles de niños y niñas sean víctimas de la llamada “disciplina violenta”. Por ello, el Movimiento Mundial por la Infancia de Latinoamérica y el Caribe (MMI-LAC), del que World Vision forma parte, hace un llamado para eliminar toda forma de castigo cruel y humillante contra niños y niñas.

Datos estadísticos demuestran que dos de cada tres menores de 15 años son objeto de violencia física o psicológica en el hogar. El castigo físico y humillante es una forma de violencia contra los niños, niñas y adolescentes que viola su derecho a la integridad física, psicológica y a la dignidad que tienen como seres humanos.

World Vision es una organización cristiana y humanitaria que se dedica al trabajo con niños, niñas, familias y sus comunidades alrededor del mundo para promover el pleno desarrollo de la niñez, mediante la lucha contra la injusticia y las causas de la pobreza.

Dos de cada tres niños en Latinoamérica y El Caribe experimentan violencia psicológica y física en sus hogares.

¿A quiénes afecta?

En Latinoamérica y el Caribe, 195 millones de personas, equivalentes al 31% de la población, son menores de edad. Por esto, surge el urgente llamado del Movimiento Mundial por la Infancia para que la región se convierta en la primera del mundo libre de castigo físico y humillante.

MMI-LAC y World Vision, como parte de él, renuevan el llamado para de manera explícita se prohíba el castigo físico y humillante en la legislación de los países.

“Aunque ha habido avances significativos, todavía existe espacio para incrementar la calidad de la protección y garantía de los derechos de los niños y niñas”, afirmó Stefan Pleisnitzer, Director Regional de World Vision en Latinoamérica y el Caribe.

 En la actualidad, 10 Estados han prohibido el castigo físico infantil, incluido el hogar, 13 Estados lo han proscrito en centros de atención infantil, 12 en guarderías, 20 lo han prohibido en las escuelas y 24 en instituciones penales. Incluso, 25 naciones han prohibido el castigo corporal como sanción por delitos cometidos por niños, niñas y adolescentes.

Una llamada de atención que ridiculice, menoscabe, lastime y desconozca las capacidades de un niño, niña o adolescente es una forma de violencia cruel y humillante. Por siglos, tanto las estructuras sociales (familia, escuelas, iglesias, etcétera) han permitido la aplicación de formas de disciplina que violentan la dignidad de los menores.

En virtud de ello, World Vision promueve el desarrollo pleno de los niños y niñas mediante la crianza con ternura, que valora sus capacidades, potencial, aspiraciones e integridad.

CONTACTO:  Para más información, sírvase contactar a Mishelle Mitchell, Dirección Regional de Comunicaciones WV LatinoaméricaMishelle.mitchell@wvi.org Skype mishellemmb@gmail.com

Share this post

Agregar a la lista