Conviértase en el padrino o la madrina de la niñez costarricense y dese la oportunidad de transformar de manera positiva la vida de niños y niñas en las zonas más vulnerables de nuestro país. A través de una cómoda inversión mensual, usted puede hacer una gran diferencia en la educación de la niñez de Costa Rica.

Agregar a la lista