World Vision Costa Rica

Aprendemos jugando

A través de talleres y procesos basados en el juego fomentamos el desarrollo de habilidades como el pensamiento crítico, autoconocimiento, toma de decisiones y otras más. Los procesos se llevan a cabo con niños y niñas de 6 a 12 años mediante talleres de acercamiento a la lectura y creatividad.

 

Temas importantes para los adolescentes

Con población adolescente, manejamos grupos participativos donde los chicos y chicas se apropian de la agenda de temas que consideran importantes y desarrollan actividades a partir de ella, por ejemplo: derechos de la niñez y adolescencia, género, toma de decisiones, problemas de su comunidad, etc.  .

 

 

Hogares y espacios seguros para la niñez

Con padres, madres, docentes, personas cuidadoras y que trabajan con niñez, damos un acompañamiento a través de procesos que fomentan la ternura como base de la relación entre los niños y niñas, y la persona adulta. Manejo de emociones, nuevas masculinidades, comunicación, y autoconocimiento son algunas de las áreas en las que nos enfocamos. Giselle pasó por estos procesos y ahora es una líder que promueve la ternura en su hogar y su comunidad.


Líderes en Comunidad

Capacitamos a personas que se convierten en promotoras del bienestar de la niñez y cumplimiento de sus derechos a nivel local. Son parte fundamental del impacto en las comunidades, ya que no solo aplican lo aprendido sino que también se convierten en formadores de otras personas líderes. 

 

Nos asociamos

Consideramos el trabajo en equipo como fundamental para luchar por alcanzar el bienestar de la niñez en su totalidad. Es por esto que nos asociamos con fundaciones como Biendemujer y Dehvi, así como instituciones públicas y privadas que promueven el viaje seguro para la niñez. 

Tenemos presencia en los Subsistemas locales de protección y otros espacios a nivel local y nacional que buscan proteger los derechos de los niños y las niñas. 

Capacitamos a equipos de empresas, comunidades de fe, y otras en temas de ternura.

 

Ser parte