Cómo ayudar a tus hijos a superar un duelo

World Vision Costa Rica
May 17, 2021 3:45:30 PM

La pérdida de un ser querido es muy difícil de afrontar, cuesta entenderlo e incluso aceptarlo para cualquiera de nosotros. Así mismo ocurre con los niños e incluso puede ser mucho más confuso, porque es una temática esquiva de la que han sido protegidos. Por eso, recogimos en este artículo varios consejos para ayudarlos a superar de la mejor manera esa etapa tan dolorosa.

Primer consejo: decirles la verdad

La mejor manera para empezar a afrontar un duelo es con la verdad. Muchas veces se posterga dar la noticia y eso puede generar en ellos la sensación de estar siendo apartados. 

Tus hijos deben estar al tanto desde el inicio.  Eso sí, es importante que el encargado de dar la noticia pueda mantener sus emociones bajo control para dar espacio a las emociones del niño y así mismo tratar de responder con calma a las preguntas que tendrán para hacer en un tema tan complejo como suele ser el de la muerte. 

Puede tratarse de la pérdida de un abuelo, un padre, un compañero de clase o la mascota de la familia, el proceso de duelo puede ser difícil y cada niño lo enfrentará a su propia manera, por eso no debemos preocuparnos por la reacción que puedan tener ya que es su forma de desahogo ante la situación.

Cómo ayudar a tus hijos a superar un duelo

Si bien la verdad no implica dar detalles excesivos, tampoco implica que sea  a medias. El portal de noticias Efe salud aconseja evitar a toda costa los eufemismos engañosos como "se han ido lejos" o "están durmiendo". Los pequeños de la casa suelen tomarse todo muy literal y estas frases pueden llevarlos a enfrentar nuevos temores como irse a dormir y no despertar más o pensar que cuando un familiar se va de viaje no volverá.

Segundo consejo: explicarles con un lenguaje que ellos puedan entender

La capacidad de un niño para entender un tema tan complejo como la muerte, variará dependiendo de la edad del niño. 

Ante un niño de 5 o 6 años usa un lenguaje más concreto, mientras más simples sean las explicaciones mejor. Si el ser querido falleció por una enfermedad o por ser muy mayor, tal vez usar la comparación del cuerpo como herramienta o instrumento que deja de funcionar o que no es posible de reparar por los médicos, les ayude a comprender de una mejor manera la situación. 

Cuando los hijos superan los diez años y transitan por la adolescencia la muerte deja de ser un tema tan desconocido, pero sí pueden llegar a pensar en la muerte como algo ajeno. La comunicación debe ser clara y sin ocultar detalles, que luego los puedan hacer sentir excluidos o engañados. Es ideal incluirlos en los procesos funerarios, porque los ayuda a comprender la dinámica del duelo, desarrollar empatía y ver cómo todos pasan juntos por el mismo dolor. 

iSmart

Tercer consejo: ayudarlos a materializar sus emociones y preservar los recuerdos

Todo proceso de duelo termina con la superación, aunque esta etapa se puede extender por mucho tiempo. Es vital estar atentos al estado anímico de los niños y estar siempre disponibles para hablar al respecto cuantas veces sea necesario. 

Aunque, a veces hace falta un esfuerzo o algunas dinámicas para que ayudes a tu hijo a expresar sus emociones. En nuestro blog 3 actividades para ayudar a manejar las emociones de los niños, pueden conseguir herramientas para identificar las emociones de tus hijos y ayudarlos a expresarlas con claridad.

Así como los hacemos parte en el proceso del duelo, debemos darles una mano para salir de él. Cada quién debe hacerlo de acuerdo a sus creencias y cultura. Por ejemplo, una forma de motivarlos a incorporar el dolor y ayudarlos a superarlo puede ser hablándoles de la pertenencia de nuestros seres queridos en nuestra memoria y corazón.

Cómo ayudar a tus hijos a superar un duelo

También sería ideal ayudarlos a ocuparse de sus sentimientos con acciones para preservar recuerdos, como construir un álbum de recortes o plantar un árbol, lo que mejor represente al ser querido fallecido, cualquier cosa que fortalezca esos recuerdos especiales. La idea es realizar acciones que preserven esos recuerdos en apariencia tan efímeros y ayudarlos a entender por su cuenta que la vida continúa. 

Conclusión

El deber de las madres y padres es proteger a sus hijos e hijas, eso implica darles las herramientas para que ellos se cuiden a sí mismos. Si bien el duelo o el tema de la muerte representan algo negativo, forma parte de la vida y debemos ayudarlos a conseguir los recursos emocionales necesarios para que puedan superar los momentos agrios y disfrutar plenamente sus vidas.

iSmart
X
No te pierdas nada: